Rodamientos y Servicios
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Fases del mantenimiento y servicio de un rodamiento que alargarán su vida útil

mantenimiento y servicio de un rodamiento

Un mantenimiento y servicio de rodamiento óptimo y actualizado logrará ampliar la vida útil de estas piezas, así como aumentar la producción de las máquinas de las que son parte, evitando, de esta manera, posibles fallos y permitiendo realizar una válida gestión de repuestos y almacén de mantenimiento.

A continuación, conoceremos las cuatro fases fundamentales a las que se ven sometido los rodamientos para alargar su programación de vida útil. Estas etapas serían las siguientes: montaje y lubricación, alineación, relubricación y monitorización básica de estado.

1.- Primera fase de vida de mantenimiento y servicio de un rodamiento: el montaje y la lubricación

Para que un rodamiento consiga optimizar su trabajo y pueda llegar a cumplir el ciclo de vida útil programado en un inicio, habrá que comenzar con realizar un montaje minucioso y exhaustivo de la pieza.

Un rodamiento mínimamente mal montado perjudicará a todo el sistema maquinario en el que quede incluido. Según técnicos de la empresa de rodamientos NSK, el 16% de los fallos de un rodamiento se producen por una mala instalación.

Por otro lado, habrá que seleccionar la grasa adecuada con el objeto de lubricar las piezas. Elegir poca grasa o pasarse en su aplicación podrá causar una disminución en el tiempo de vida útil del propio rodamiento.

2.- Alineación de rodamientos

El paso del tiempo genera deterioro en los  suministros industriales y rodamientos. Dentro de las acciones que podrían perjudicar el mantenimiento y servicio de un rodamiento habría que destacar la alineación de sus ejes. Una mala alineación afectaría también a la vibración y fricción de las piezas, pudiendo ser causa de un aumento considerable de un consumo energético.

3.- Relubricación

Sería importante realizar un seguimiento del rodamiento mientras esté en funcionamiento. Habrá que realizar una serie de relubricaciones para que su trabajo siga realizándose a pleno rendimiento. La lubricación con sistemas automáticos será clave para el mantenimiento y servicio de rodamientos específicos. Estos sistemas dotarán a la pieza de la grasa que necesita en el tiempo y forma que más convenga.

4.- Monitorización básica de estado

El mantenimiento y servicio de un rodamiento mantiene como punto final una monitorización básica y periódica de su estado. Teniendo en cuenta que los rodamientos son los elementos de apoyo de ejes más empleados junto con los cojinetes en máquinas rotativas, pueden aparecer con frecuencia defectos causados por esta acción.

Para comprobar el estado de estas piezas, podrán utilizarse distintos métodos no invasivos como, por ejemplo, el análisis de vibraciones mecánicas, el análisis de la temperatura o el análisis del ruido. Este tipo de monitorización no interferirá en el proceso productivo de la máquina.

Si te ha quedado alguna duda sobre el mantenimiento y servicio de un rodamiento, puedes consultarnos directamente, ya que somos expertos en dotar a las empresas de este tipo de suministros. Para ello, en Royse contamos con un servicio de atención al cliente 24 horas.

Registrado en Safe Creative